martes, 19 de noviembre de 2013

Poco a poco...

A parte de mis trabajos por encargo, es de agradecer que puedo sacar un poco de tiempo para dedicarme a miniaturas para mi.

Después de que decides empezar a pintar miniaturas con algo de seriedad, empiezan a acumularse en tu cabeza conceptos, técnicas, ideas y demás historias que te pueden volver loco. Y siempre es necesario respirar, recapacitar, mirar todas esas ideas, desechar las que no nos sirven, quedarse con las buenas y ponerlas en práctica a ver si todas ellas encajan y así poder crear "tu estilo"...o algo así, ¿no?

Bueno, pues lo estoy haciendo, y antes de meterme cenagales más profundos y procelosos (teoría del color, tonos y bla, bla, bla) estoy dedicando mi tiempo a quedarme con las técnicas que voy a necesitar, pulirlas al máximo y hacerlas mías. ¡Así que no esperéis cosas normales! ¡Este es mi blog y hago lo que me da la gana!

Lo bueno de este tipo de trabajos, es que tu eres el único juez y verdugo...bien es cierto que la mayoría de las veces eres el verdugo pero bueno... Aquí os dejo al keko!



No veáis los ratos muertos mirando a la mini que me está dando...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Páginas vistas en total